Consejos para cuidar tu piel en invierno!

A veces pensamos que el peor enemigo para nuestra piel es el sol y cuando llega el invierno nos relajamos un poco en cuanto a protección se refiere. Sin embargo, las bajas temperaturas, el viento, la calefacción or the polución hacen que nuestra piel sufra y necesite an aporte extra de agentes humectantes que la protejan.

Vamos a darte una serie de recomendaciones a llevar a cabo para evitar que tu piel se vuelva tirante y descamada:

 1.

Mantener la piel hidratada diariamente

Usar cremas hidratantes con fórmulas que incluyan antioxidantes, como la Vitamina E protectora contra factores agresivos como el viento o frio intenso. Además del rostro, no debemos olvidar el resto del cuerpo usando para ello cremas ricas en aceites vegetales, centella asiática o aloe vera.

4.

Utilizar protector solar

Por la mañana, tras la aplicación de la crema hidratante, debemos aplicar protector solar de factor 50, con predominancia de filtro físico, ya que aunque esté nublado los rayos ultravioletas siguen impactando en nuestro rostro.

7.

Abrigarse bien los días con viento

Además del frío, el viento helado es un gran enemigo de nuestra piel, así que los días más ventosos recordar cubrir bien manos y cara con guantes y bufandas.

2.

Mantenerse hidratado

No sólo hay que mantener la piel hidratada por fuera, sino que debemos seguir con la recomendación de beber de 1,5 a 2 litros diarios entre agua y alimentos ricos en la misma como son frutas y verduras.

5.

Tomar duchas a temperatura moderada:

Al ducharnos usar agua templada puesto que usarla muy caliente puede resecar nuestra piel.

3.

Proteger las zonas delicadas con productos especiales

labios y párpados son las zonas más sensibles del rostro por lo que se recomienda el uso de labiales protectores e hidratantes, así como el uso de una crema específica para el contorno de ojos a partir de los 30 años.

6.

Evitar el exceso de calefacción:

En invierno, lo ideal es tener la calefacción entre 18o y 20o para no resecar en exceso la piel.

Cada tipo de piel es un mundo y reacciona de una manera distinta, por lo que, a pesar de llevar a cabo los consejos que os damos, puedes seguir notando cierta sequedad y tirantez. En epiLate disponemos de diversos tratamientos que ayudan a activar el colágeno y elastina que da vida a nuestra piel consiguiendo un aspecto más joven y luminoso.

¡Acércate a vernos y déjate mimar por nosotros!