Cómo hidratar la piel seca: 3 Remedios caseros que nutren tu rostro Copia

Cómo tratar la piel seca eficazmente, incluso en verano

Estamos a finales del verano y estás disfrutando de tus merecidas vacaciones: sol, mar, fiestas y momentos de relajación. Tu piel, que ya es básicamente seca, comienza a sufrir un poco con toda la sal y la exposición al sol a la que está sometida. La cara, las piernas y las manos ahora parecen deshidratadas, secas y ásperas al tacto. En el peor de los casos, la piel seca es opaca, agrietada y tiende a escamarse.

La principal causa de la piel seca es la escasa presencia de agua en su capa superficial y en las más profundas. La epidermis no tiene barrera protectora adecuada y, si no está protegida, la piel se vuelve escamosa y se agrieta.

Por lo tanto, es importante proteger tu piel a través de una serie de pequeñas precauciones, como beber al menos dos litros de agua al día, no ducharse demasiado y exfoliar la piel con regularidad.

Pero además, hay algunos tratamientos naturales de los que podemos valernos y que nos permiten hidratar la piel, y por tanto verla suave y luminosa.

Veamos cuáles son los remedios naturales para hidratar la piel seca:

1.

ACEITES NATURALES: nutren la piel mucho más profundamente que las cremas y siempre han sido los principales aliados de la piel seca. Puedes usar desde aceite de almendras hasta karité, a través de rosa mosqueta, aguacate, coco y argán. Mejor si no contienen perfumes. También recomendamos nuestro complejo nutritivo facial de aceites esenciales que consiste en una mezcla equilibrada de aceites naturales ricos en vitaminas. Aplicado por la noche después de una limpieza profunda, le da a tu piel los nutrientes y la hidratación que necesita.

2.

MIEL: con su acción higroscópica, es capaz de absorber y retener el agua presente en la piel, para evitar su evaporación. También es un antiirritante, por lo tanto, es adecuado para la piel más sensible. Se puede usar directamente en su forma natural, aplicándolo al área afectada durante unos minutos, o puedes crear una máscara DIY personalizada. En este caso, será suficiente calentar la miel en una olla junto con un aceite natural de tu elección y aplicarla en la zona afectada durante unos minutos.

3.

AGUACATE: fuente de calcio, potasio y ácidos grasos. Ayuda a restaurar la humedad de la piel seca. Para conseguir unos resultados efectivos puedes preparar una mezcla de aguacate y unas gotas de aceite de oliva. Deja la máscara sobre la piel durante unos diez minutos y quítala con algodón y agua tibia. Otra alternativa sería, mezclar la pulpa del aguacate con una cucharadita de miel, extiéndela sobre las áreas afectadas y masajea suavemente. Deja actuar durante 10 minutos antes de enjuagar con agua tibia.

 

¡No necesitas renunciar a pasar tus días en la playa o descubrir una nueva ciudad bajo el sol, para mantener tu piel hidratada y brillante!

¡Usa estos sencillos remedios naturales y disfruta de tu verano!