Limpieza Facial

¿QUÉ ES LA LIMPIEZA FACIAL?

La superficie de la piel se ensucia como consecuencia de la acumulación de sustancias de distinto orígenes. Como por ejemplo, resto de cosméticos, contaminantes ambientales, componentes de secreción sebácea, etc.

Todos los tipos de piel necesitan una higiene diaria pero ésta no es suficiente ya que no limpia y cuida en profundidad, por ello se recomienda realizar tratamientos de higiene facial cada cierto tiempo.

Nosotros además de aplicar técnicas de limpieza en profundidad conseguimos otros efecto como, la oxigenación y renovación celular, favorecemos la normalización de sus funciones secretoras, activamos la microcirculación, mantenemos el equilibrio de la piel y la preparamos para recibir otros tratamientos.

Antes de realizar en cualquier centro nuestra limpieza facial, habrá que realizar un estudio previo de la piel.

En epiLate utilizamos DERMOPRIME, una máquina con la que lograremos saber el grado de hidratación que tiene nuestra piel y el tipo de piel.

Es muy importante saber con que tipo del piel trabajamos, ya que se utilizaran cremas y productos adecuados para ti.

¿CUANTAS SESIONES SE RECOMIENDAN?

No siempre se consigue completar el tratamiento en un solo día, cada piel necesita un número de sesiones, así como unos cosméticos y técnicas diferentes.

Lo aconsejable es una antes y después del verano, de mantenimiento una vez al mes y antes de cualquier tratamiento.

En verano nuestra piel está expuesta a varios factores que pueden ser agresivos y pueden provocar un envejecimiento acelerado de las células: los rayos ultravioletas del sol, la sal del agua del mar, el cloro de las piscinas, etc.

Después del verano, la piel ha sufrido mucho, no sólo por el sol sino porque también se satura por el uso de protectores solares que aunque previenen, asfixian los poros y ensucian la piel.

Por tanto, lo primero que debes hacer después de vacaciones es acudir a un instituto de belleza para realizarte una limpieza facial y eliminar todas las impurezas.

También es aconsejable, antes de realizarnos cualquiera de nuestros tratamientos faciales, hacernos una buena limpieza facial, porque así la piel estará mucho más preparada para recibir todos los beneficios de ese tratamiento.

Si no quieres perder la luminosidad y quieres mantener un buen aspecto no pases por alto nuestra recomendación.

¿QUÉ RESULTADO PUEDES ESPERAR?

  • La piel de tu rostro lucirá más suave y tersa
  • Tu rostro aumentará su luminosidad
  • Eliminación de puntos negros y acné
  • Las arrugas en tu rostro tardaran más en aparecer
  • Disminuye la apariencia de cansancio
  • Favorece la correcta oxigenación de la piel
  • Todos los productos cosméticos incrementan su efectividad en una piel limpia.

¿QUÉ CUIDADOS DEBES TENER TRAS LA LIMPIEZA?

Después de realizarnos una buena limpieza facial, hay que tener una rutina en casa todas las noches cuando lleguemos. Es nuestro momento de mimar nuestra piel así que los pasos a seguir son:

  • Primero: Desmaquillaremos nuestra piel con productos adecuados a la misma, previamente recomendados. Para las pieles delicadas, deshidratadas, sensibles y envejecidas se recomiendan los desmaquillantes oleosos. Para pieles grasas o seborreicas están indicados los desmaquillantes más acuosos o en forma de gel.
  • Segundo: Cogeremos unos algodones impregnados en leche limpiadora para remover lo que nos quede de impurezas y residuos.
  • Tercero: Utilizaremos un buen exfoliante para ir removiendo impurezas y suciedades que se acumulen en los poros (normalmente, se recomienda una vez a la semana).
  • Cuarto: siempre que nos lavemos la cara con agua, utilizaremos un tónico que nos ayudará a equilibrar el Ph de nuestra piel.
  • Quinto: Nuestra crema hidratante de noche, para que la piel empiece a absorber todos los nutrientes de ésta y nuestra crema de día con nuestra protección FPS50 para llevarla protegida ante las agresiones en el ambiente de nuestro día a día.

¿EXISTE ALGUNA CONTRAINDICACIÓN?

Son pocos los riesgos que se corren en el momento de hacerse una higiene facial. Lo principal que hay que garantizar para evitar infecciones o un resultado contraproducente es precisamente la higiene con la que se realiza.

Además, es muy importante la selección adecuada de los productos que se van a aplicar para evitar alergias, irritación , enrojecimiento extremo e incluso quemaduras.

Todos estos cuidados están garantizados cuando el procedimiento lo realiza un profesional en estética y en el lugar adecuado. Está contraindicado para personas con acné severo y para quienes presenten lesiones en la piel.

¿SE PUEDE COMBINAR CON OTROS TRATAMIENTOS?

Nosotros siempre aconsejamos que antes de cualquier tratamiento, unos días antes preferiblemente, hacernos una limpieza facial profunda, para que nuestra piel esté mucho mas preparada para recibirlo.