Ondas de Choque

¿QUÉ SON LAS ONDAS DE CHOQUE?

Las ondas de choque son ondas acústicas de alta energía que pueden generarse de distintas formas diferenciadas por su generador focal o generador radial.

Actualmente, son ampliamente utilizadas en la medicina regeneradora, en la rehabilitación musculo-esquelética para tratar la inflamación, la calcificación y para el alivio del dolor. Es ya, por tanto, un procedimiento terapéutico habitual de primera opción, sobre todo en fisioterapia, ortopedia y medicina deportiva. Aunque los campos de la estética y la dermatología la utilizan cada vez con mayor auge.

Antes de nada vamos a mencionar que en los tratamientos de estética se utilizan tres tipos de ondas de choque: ondas de choque focales planares, ondas de presión radiales y vibraciones de alta frecuencia.

Las ondas de choque focales planares son ondas acústicas de gran energía y gran  profundidad cuyo efecto es permeabilizar los adipocitos para permitir que la grasa acumulada salga al torrente sanguíneo. Es un  tratamiento completamente inocuo porque respeta la integridad de las células y no tiene efectos secundarios.

Las ondas de presión radiales son ondas de baja energía y superficiales que se utilizan, después de aplicar las ondas de choque planares, para activar la microcirculación y el metabolismo, alisar la musculatura y drenar hacia canal linfático el producto de desecho que ha quedado.

Por último las vibraciones de alta frecuencia son impulsos vibratorios generados neumáticamente en el tejido de manera controlada que realizan reflejos de estiramiento 35 veces por segundo lo que produce la contracción continua del músculo.

¿CUANTAS SESIONES SE RECOMIENDAN?

Para hacerse el tratamiento completo, tendremos que recibir entre 8 y 15 sesiones con una frecuencia de 2 sesiones por semana.

Las sesiones a determinar las tendremos que evaluar en una consulta médica previa, en este caso, totalmente gratuita y personalizada con la problemática y el resultado esperado de cada paciente.

¿QUÉ RESULTADOS PUEDES EXPERIMENTAR?

 

Su mecanismo de acción produce daños tisulares y celulares, causando una respuesta inflamatoria inicial con la que consequiremos:

  • Acelerar el metabolismo.
  • Revascularizar el área.
  • Estimular la producción de colágeno.
  • Romper las células de grasa (adipocitos) .
  • Disminuir la tensión muscular.

¿QUÉ CUIDADOS DEBES TENER TRAS EL TRATAMIENTO?

Después de nuestro tratamiento de Ondas de Choque podremos llevar a cabo una vida normal, sin necesidad de tener cuidados específicos tras el mismo.

Aconsejamos que dejemos a un lado la vida sedentaria, llevemos una alimentación variada y saludable. Todo suma para ver nuestro objetivo más rápido y sin efecto rebote.

¿EXISTEN CONTRAINDICACIONES?

Deben evitar este tratamiento las personas que se encuentren en alguna de las siguientes situaciones:

  • Tratamiento sobre la cavidad torácica y abdominal
  • Tratamiento de tendones con riesgo de rotura
  • Embarazadas
  • Tratamiento de pacientes con trastornos de coagulación (incluida la trombosis local).
  • Tratamiento de pacientes tratados con anticoagulantes (no excluye los pacientes bajo efecto de antiagregantes).
  • Tratamiento de los tejidos con tumores locales o infecciones locales bacterianas y/o virales.
  • Tratamiento de pacientes tratados con cortisona.

¿QUÉ PUEDES COMBINAR CON OTROS TRATAMIENTOS?

Si puede combinar con diferentes tratamientos, en especial con todos los que nos ayuden a disolver la grasa y poderla eliminar correctamente.

Aconsejamos que siempre vaya aconsejado sobre un especialista en el campo, EpíLate apuesta diferentes tecnologías como FuturaPro y BioCavitación