Piernas Cansadas

PIERNAS CANSADAS

Alrededor de un 30% de la población adulta sufre del síndrome de piernas cansadas, siendo hasta cinco veces más frecuente en mujeres. Los síntomas que manifiestan esta dolencia son hinchazón y pesadez en las piernas, cansancio, calambres musculares, sensación de adormecimiento, hormigueo y agujetas y, por último pueden aparecer las molestas varices.

Las causas de todos estos síntomas se deben a una insuficiencia venosa, es decir, la incapacidad de las venas para realizar el adecuado retorno de la sangre al corazón. Al perder elasticidad, las venas se deforman, provocando que la sangre se acumule en las piernas y aparezca esa sensación de pesadez y cansancio.

CONSEJOS PARA MEJORAR LA CIRCULACIÓN

Hay una serie de rutinas que podemos hacer para ayudar a mitigar este problema:

  1. Evitar permanecer mucho tiempo de pie, quieto o sentado.
  2. Eleva las piernas por encima del corazón al menos 30 minutos dos veces al día, sin cruzarlas, así favoreces el retorno venoso.
  3. Es importante realizar ejercicio físico moderado de forma regular, ya sea caminar, nadar o pedalear entre 30 y 60 minutos al día.
  4. No utilizar ropa ajustada ni medias o calcetines de goma estrecha. Igualmente el calzado cómodo y sin mucho tacón también evitarán que el problema empeore.
  5. Evitar el calor, ya que favorece la dilatación de las venas.
  6. Realiza baños de agua fría y agua caliente, el contraste de las dos temperaturas es la clave.

Por último, nunca viene mal realizar algún tratamiento estético de forma periódica, que te ayude a activar ese retorno venoso. A continuación te presentamos los tratamientos con los que contamos en EpiLate para ayudarte con este problema.

DIAGNÓSTICO MÉDICO

En cualquier tipo de tratamiento al que nos queramos someter, es de vital importancia que podamos hacer previamente un diagnóstico médico, en este caso totalmente gratuito, que nos permita valorar la problemática de cada paciente y realizar un programa personalizado en el resultado esperado.