Remodelacion

El Botox o Toxina Botulínica tipo A es una proteína natural purificada que se inyecta en cantidades minúsculas en los músculos del rostro (frente, patas de gallo, cejas,…)

Se recomienda para la eliminación de las arrugas “estáticas” o prevención de las arrugas “dinámicas”, objetivo que se logra mediante la relajación transitoria del músculo, evitando así la contracción y por tanto las arrugas.
Siempre debe ser aplicada por un profesional médico y en un centro médico autorizado. Es importante que busque, ante todo, unos resultados naturales y armónicos.
El efecto final es apreciable a los 10 días del tratamiento, en el que es recomendable realizar una revisión y si fuera necesario, un retoque.

No es necesaria anestesia y el tratamiento se puede repetir cada 6-8 meses

El Botox se aplica habitualmente en 20 minutos. Una vez finalizado el procedimiento, el paciente podrá regresar a su vida normal siguiendo siempre las recomendaciones dadas por su médico.